• Coronel Evaristo C. Gurrión
  • Nació en la cuarta sección del Barrio de la Soledad, del Estado de Oaxaca, el primero de septiembre de1876, fue el primer hijo de la familia formada por los señores: Antonio Gurrión, originario de Juchitán, Oax., de ocupación escribiente según lo indica el acta de nacimiento de su hermano Adolfo C. Gurrión (1879-1913); y la madre, la Sra. Juana Carrasco, nativa del pueblo del Barrio de la Soledad, del Distrito de Juchitán; y la segunda hija fue, Delfina C. Gurrión (1878-1974); vivieron sus primeros años en dicho poblado. Sus padres “carecían de bienes de fortuna y, por lo mismo, la familia subsistía del trabajo cotidiano sólo de don Antonio, falleció éste (el 15 de abril de 1889, sus hijos no habían comenzado aun la instrucción primaria elemental), nuestra madre (decía Evaristo) recibió el peso de la familia”… (1).

    “El que habla (Evaristo), que contaba como trece años de edad, se dispuso a luchar al lado de la madre, a fin de ayudarla en las atenciones hogareñas y suplir después la falta de nuestro padre con respecto al porvenir de sus vástagos.”(1)

    Posteriormente se trasladaron a la octava sección, barrio Cheguigu (del otro lado del rio) por la Av. Saúl Martínez de la ciudad de Juchitán, Oax. , donde aún viven algunos de los familiares de su fallecido padre, en dicha ciudad cursaron su instrucción primaria elemental y superior, en la escuela del Profr. Hipólito Peralta, llamada Instituto “Juárez”, que después sería la Escuela Oficial num. 1, donde al igual que su hermano Adolfo, terminaron sus estudios, él posiblemente en 1895 y Adolfo en 1897. “durante sus estudios primarios y antes (ambos desempeñaban) faenas del campo, tales como la siembra de maíz y otros cereales…todo cuanto era factible a su edad y sus esfuerzos” (1); es de agregarse por informes de vecinos y algunos familiares, que tuvieron por adopción a otros dos hermanos: Carmen y Quirino. Enseguida su hermano Adolfo continuó estudiando y egresó como profesor de educación primaria, en la Normal de la Cd. de Oaxaca, gracias al decidido apoyo económico de Evaristo, que bajo su protección y cuidado crecen los citados hermanos; luego todos atendieron un pequeño comercio de la madre al cambiarse de domicilio, en la esquina de la Av. Allende y la Calle hoy llamada, Adolfo C. Gurrión de la sexta sección.

    En referencia a su hermano Adolfo, éste fue aprehendido en tres ocasiones, por sus ideales en favor de la democracia y la libertad de su pueblo sometido por injustas oligarquías, pero Evaristo, logró con tenaz esfuerzo liberarlo; influyó en todo esto las duras críticas periodísticas que hizo Adolfo, “primero en contra del Porfirismo oponiéndose a los Gobernadores Martín González y Emilio Pimentel y luego contra la retrógrada Diputación oaxaqueña de la XXVI Legislatura y el régimen de Huerta” (4).

    Incluso en represalia por la posición política de Adolfo, se ensañaron contra sus familiares, como fue el caso de su hermano Quirino Gurrión, que en 1906, por parte de Don Fernando de Gyves, Jefe político de Juchitán, fue confinado a trabajo forzado en Valle Nacional, pero fue rescatado después por Evaristo y desafortunadamente ya libre, Quirino falleció a consecuencia de los maltratos y las enfermedades que contrajo allí.

    En reconocimiento a las luchas de su hermano Adolfo C. Gurrión, dos escuelas y una calle hoy llevan honrosamente su nombre, porque es considerado: Mártir de la Revolución Mexicana, Diputado Federal, asesinado en Chihuitán, Oax., el 17 de agosto de 1913, antes perseguido por ser opositor al Presidente de la República, Victoriano Huerta, este usurpador que llegó al poder mediante una cadena de ejecuciones sangrientas, sobre: Francisco I. Madero, su Vicepresidente y un sin número de miembros de la XXVI Legislatura del Congreso de la Unión. Por eso al igual que la nación entera, con gran coraje, Evaristo expresó, que aun con “el fuero de Diputado que estaba investido (su hermano, sin embargo) los traidores, quienes a toda costa querían ahogar los gritos de libertad, segaron para siempre, la floreciente vida de Adolfo, digna de mejor suerte” (1). Evaristo C. Gurrión, junto con la madre no descansaron hasta esclarecer y señalar a los autores materiales e intelectuales del cobarde asesinato, cometido en el célebre Profesor Adolfo C. Gurrión. Y según palabras del Profr. Ursulino Rueda Saynes, escribió que: “su hermano mayor (de Adolfo), Evaristo C. Gurrión, gestionó y obtuvo el permiso ante el Presidente de la República Don Venustiano Carranza,… (1914), para la exhumación del cadáver del Profesor Gurrión, considerado como buen revolucionario y buen patriota, conduciéndolo a Juchitán en su caja mortuoria”… (por ferrocarril)…”fue velado en su domicilio particular…en la sexta sección” (2). Y las autoridades civiles y militares en una velada fúnebre, llevada a cabo en los bajos del palacio municipal, el 17 de diciembre de 1914, como a las ocho de la noche, en homenaje a este digno hijo del istmo, para que el siguiente día fuera enterrado, en el Panteón “Miércoles Santo” de su Barrio Cheguigu, acompañado de una multitudinaria asistencia de juchitecos e istmeños. todas estas ceremonias fueron coordinadas por el hermano leal, Evaristo C. Gurrión; que en 1923 concluyera un mausoleo para sus padres y hermano, escribiendo el siguiente epitafio en su lápida que a la letra dice: “A mis queridos padres Antonio Gurrión y Juana Carrasco y a mi hermano Adolfo, como testimonio de respeto.- Recuerdo de Evaristo C. Gurrión”; por estos valores ejemplares de gran fraternidad, digno sólo de hombres de la talla de nuestro biografiado, en quien se manifiesta la frase del escritor francés, Víctor Hugo: “La fraternidad, antes de ser pensamiento del pueblo, era pensamiento de Dios”.

    Evaristo fue un destacado defensor de su cultura zapoteca y la justicia, dio generosos apoyos económicos y materiales en favor de la educación de la niñez y por otras ponderables obras fue merecedor de que el pueblo de Juchitán y en particular de los habitantes del renombrado barrio Cheguigu, perpetuaran su nombre en una escuela primaria, ahora ubicada en la Calle Emilio Carranza s/n.; Institución que iniciara su vida educativa, desde 1910, con el distinguido Profr. Sergio Martínez y Martínez, como Director de esta predecesora Escuela Municipal número cinco. Para la mencionada escuela, fue adquirido un terreno, de 2,234 m2., con recursos propios de Evaristo, quien promovió tequios, a través de un patronato, así se logró su edificación, constando de 4 aulas, dirección, sanitarios y un teatro al aire libre, en la esquina de la Avenida Santos Degollado y el Callejón que lleva dignamente el nombre de: Evaristo C. Gurrión, Institución que al crecer de población escolar y deteriorarse el viejo edificio por las constantes inundaciones del Rio de las Nutrias y temblores propios de esta zona sísmica, tuvo que ser trasladada en 1964, en otro edificio construido en los terrenos donados, en aquel entonces por el Coronel Enrique Liékens Cerqueda, en la misma octava sección.

    De los apuntes biográficos, aportados por la familia López Murga, obtenidas de ciertas recopilaciones del distinguido Profr. Germán López Truillo, afirma que, Evaristo C. Gurrión, “siendo Gobernador del Estado el Lic. Benito Juárez Maza, fue nombrado Secretario de la Jefatura Política de Juchitán, para garantizar la amnistía ordenada por el Gobernador, para los rebeldes simpatizantes de José F. Gómez, acantonados en la octava secc. de Juchitán”. Evaristo precisó que aceptó ese nombramiento para: “impedir que fueran hostilizados por la autoridad municipal, que presidía Don Pablo Pineda, enemigo del Partido Verde, a cuyo conglomerado pertenecían los llamados rebeldes” (1); dicho proyecto de Ley de Amnistía, del Gobernador Juárez Maza se da a conocer en Tehuantepec el 7 de diciembre de 1911, que amparó a 2,474 presentados en Juchitán, ante el Jefe Político Don Enrique León, quien el día 13 de diciembre del mimo año, fue remplazado en dicha jefatura por Gaspar Allende, por lo que en el mes de marzo de 1912, esta designación del Gobernador, despertó fuerte protesta de los Rojos, que no fructificó, porque el 21 de abril, muere Juárez Maza. además Evaristo C. Gurrión, fue…”Alcalde primero suplente y, por ministerio de ley (le correspondía la Presidencia).(luego fue) Juez de primera instancia de Tehuantepec en mayo de 1912” (5); enseguida por otras rebeliones de los Chegomistas, en julio se decretó una nueva amnistía en Juchitán, ya para el 14 de julio, fue electo el nuevo Gobernador (Huertista), Miguel Bolaños Cacho, entrando en funciones en agosto/1912; fue el mes siguiente cuando se dictaminó legalmente la Diputación Federal de, Adolfo C. Gurrión y Crisóforo Cabrera Rivera, por los dos Distritos del Istmo, quienes presentaron en 1913, el proyecto de Ley para la creación del Estado del Istmo; pero con la muerte de Adolfo (08/1913) y la disolución del Congreso quedó sin efecto. Posteriormente, Evaristo se integra al movimiento Carrancista.

    Tomando de la autobiografía del Profr. Feliciano López Félix (6), aporta lo siguiente, que a la letra dice: “El Partido Liberal Constitucionalista (PLC) fue fundado en Juchitán por un grupo de juchitecos encabezados por el señor Evaristo C. Gurrión, precisamente el 17 de agosto de 1918, fecha escogida para tal fin, por ser el Quinto Aniversario del macabro asesinato cometido en la persona…del Profr. Adolfo C. Gurrión… (en la casa de Evaristo de la sexta sección se realizó la)…reunión (donde) estuvieron presentes más de trescientas personas, entre ellas, CC.: Evaristo C. Gurrión, Mariano López Félix, Emilio G. Aquino, Antonio L. Cortés, Severo Castillo, Mariano Gurrión, Eudocio Regalado, Carlos Jiménez, Carlos Ríos, Antonio Ramos, Honorato Ferra, Nabor Santibañes, Marcos M. López, Epifanio de los Santos, Jacinto Guerra, Juan N. Martínez, Manuel Hernández, Francisco López Yu, Ezequiel L. Vázquez, Felipe García Paulina, Próspero Chiñas y Anastacio Cruz Terán… el nuevo partido fue reconocido por el P. L. C. de la Cd. de Méxio y por la Secretaría de Gobernación… tuvo sus secciones en las principales poblaciones del Distrito: Matías Romero, Sta. Ma. Petapa, Sto. Domingo Petapa, el Barrio, San Juan Guichicovi, San Jerónimo Ixtepec, Ixtaltepec, Espinal, Tapanatepec, Niltepec, Ixhuatán, Unión Hidalgo y Sta. Ma. Xadani.

    Al salir de Juchitán el Sr. Evaristo C. Gurrión ya como Coronel y Jefe de Estado Mayor del Gral. Heliodo Charis Castro (a fines de 1920), quedó al frente del PLC de Juchitán al Sr. Epifanio de los Santos, que fungió hasta 1924. Enseguida fue nombrado presidente del partido el señor Mariano López Félix hasta 1927. En 1928 fue designado por unanimidad el Profr. Feliciano López Félix, para asumir la Presidencia del Partido; el Profesor (Feliciano) tenía entonces 24 años de edad. ( ya en 1929 el 4 de marzo el PLC se unió al Partido Nacional Revolucionario, fundado por Plutarco Elías Calles en Querétaro, donde asistió el Profr. Feliciano López Félix, como Delegado efectivo a ese Congreso Nacional)”.

    Evaristo C. Gurrión, perteneció honrosamente a “la Academia de la lengua zapoteca, fundada el 18 de agosto de 1935, por la Sociedad Nueva de estudiantes juchitecos radicados en la ciudad de México, D.F., siendo su primer Presidente el Lic. Vicente e. Matus y Vicepresidente, el Coronel Enrique Liékens” (3) (1882-1978), cabe mencionar que este apreciable Coronel juchiteco donó los terrenos, donde fue edificada la escuela primaria, que hoy lleva dignamente los nombre de ambos, tanto en el turno matutino como en el vespertino respectivamente.

    Casi entrado los años cuarenta, por un infarto cardiaco, fallece, aproximadamente a la edad de 64 años, este hijo ejemplar de Juchitán, en la Cd. de México D.F., siendo enterrado allí en el Panteón “Español”, por sus seres queridos que le sobrevivieron, su esposa, la Sra. Antonia Gurrión Vicente y sus hijos: Lic. Heliodoro, Sofía (estudió alta cocina), Dr. Adolfo (quien fuera Diputado Federal), Guadalupe (Farmacéutica), Adolfina, el Profr. Musical Antonio, Lic. Evaristo (Secretario de la Oficialía Mayor del Congreso local) y Eva, todos de apellido Gurrión y Gurrión; sepelio donde asistieron un significativo número de familiares y amistades de esta apreciada familia. Pero su espíritu altruista sigue presente en su terruño con honor y dignidad de un verdadero revolucionario istmeño.

    En Evaristo C. Gurrión se hace realidad la frase del novelista ruso, Fedro Dostoievsqui, que dice: “La fraternidad no puede crearse: se crea ella misma, es una cosa innata, es algo natural”.

    ¡HONOR A QUIEN HONOR MERECE!: CORONEL EVARISTO C. GURRIÓN.

    BibliografÍa:

    (1)C. Gurrión, Evaristo, “Biografía de Adolfo C. Gurrión”, ediciones Casa de la Cultura del Istmo, 1981. Págs. 3 y 4. Juchitán, Oax.
    (2)Rueda Saynes, Ursulino, “Personajes revolucionarios juchitecos”, Editorial Magisterio “Benito Juárez” S, N, T. E., México D.F., 1990, pág.41.
    (3)”Neza”, periódico editado entre 1935-1937, por istmeños radicados en la ciudad de México, D.F. (sept. de 1935, pág. 6) y (oct.-1936. pág. 6)
    (4)Zarauz López, Héctor l., “Archivo de Adolfo C. Gurrión”, Ediciones Toledo, México D.F., 1988, pag.14.
    (5)Ramírez Castañeda, Elisa, “Cuarenta días que conmovieron al Istmo”, Gobierno del Estado de Oaxaca. 2010, págs. 466 y 475.
    (6) Autobiografía del Profr. Feliciano López Félix. 2 Cuartillas. 1973.

    Entrevistados:

    Que al mismo tiempo reconstruyen la crónica de:
    La Escuela Primaria Matutina “Evaristo C. Gurrión”

    C. María Vera Gurrión, hija de Delfina C. Gurrión, hermana de Evaristo, nacida el 07-02-1919, de 93 años de edad, con domicilio: Av. Saúl Martínez s/n. 8ª. secc. y estudió en la Esc. Prim.” Evaristo C. Gurrión” (quien fuera Coronel), este nombre ya lo tenía la escuela desde antes, desde cuando su tío donó los terrenos, esto se hizo público en su cumpleaños el primero de septiembre de 1910, según dijeron sus familiares; cursó allí del 1º. al 4º. Gdo., con los profesores: Mariano Martínez, Margarita Colmenares, Velia Colmenares, Manuela Pineda, de 1927-30, siendo Director el Profr. Alfredo Aldana.

    C. Margarita Gurrión de López, sobrina de Evaristo, nació el 31-08-1921 (91 años de edad), domicilio: José F. Gómez s/n. 5ª.secc., aporta fotografías de su madre: Guadalupe Gurrión, Dr. Adolfo Gurrión y Gurrión (hijo de Evaristo) y de ella misma, afirma que la esposa de Evaristo se llamó, Antonia Gurrión Vicente y que vive un nieto de Evaristo en la Cd. México D.F. de nombre: Javier Gurrión García Mier.

    C. Melesia Cerqueda Vera, sobrina de C. María Vera Gurrión, de 79 años de edad, con domicilio: 5 de mayo # 8 4ª. secc., cursó de 1º. al 4º. Gdo. en dicha escuela, sus maestros fueron de 1940-43: Ma. Luisa López Piza, Ezequiel López Vásquez, Guillermo García Mor y Román Orozco era el Director. Llamaban al Coronel Evaristo, “Tío Yto”, “fue bueno y generoso con todo mundo”.

    Profr. Heriberto Ruiz Marín, de 80 años de edad, domicilio: 5 de mayo int. s/n. 1ª. secc., fue alumno de dicha escuela en 1939, sólo un año. El Profr. Andrés Rasgado Jiménez, a su muerte él lo sustituyó en la Dirección en el año 2000 al 2002, cuando se jubiló, quedó en la Dirección el Profr. Adán López, de la Escuela Prim. “Evaristo C. Gurrión”, que nunca contó con su biografía.

    Profr. Vicente Ruiz Martínez, domicilio: Saúl Martínez, bajando el puente, 8ª. secc., cursó del 1º. al 4º. Gdo. en dicha escuela de 1949 - 52, con los profesores: Ricardo Gómez, Eira López Trujillo, Juan Villalobos y Briseida López. En 1949, era Director Román Orozco, de 1950-52 lo fue Guillermo García Mor y de 1952 en adelante ocupó la Dirección el Profr. Andrés Rasgado Jiménez (vivió: 1921-2000), quien pronunciara el epílogo siguiente: “La Escuela Evaristo, engendró tres hijos: la escuela Reforma Educativa, Germán López Trujillo, Enrique Liékens y un nieto, el Preescolar Gabriel López Chiñas”; así mismo lograron la construcción del nuevo edificio de la escuela “Evaristo C. Gurrión”, en 1964 se pasaron a la esquina de: Emilio Carranza y Venecia. Al Profr. Vicente, le cupo el honor de crear la Esc. Primaria “Reforma Educativa”, en el edificio viejo de la Esc. “Evaristo C. Gurrión”, el 18 de septiembre de 1972, al desocuparlo la Secundaria Federal hoy “Gral. Heliodoro Charis Castro”, que estuvo allí de 1969-72, ya que en ese año se cambió, donde hoy es la Casa de la Cultura. Pero en dicho edificio viejo funcionaron las Misiones Culturales de 1967-68. Aclara el Profr. Vicente, que la Dirección de la Escuela “Reforma Educativa”, la desempeñó a partir de 1978 hasta la fecha, correspondiéndole consolidar la infraestructura material y académica, además esta escuela es pionera de cursos de ingle en una primaria pública en Juchitán y en este 2012 amplía sus terrenos con 484 m2., comprado con recursos propios de la Institución; e allí el crecimiento y frutos de la semilla sembrada por el prócer, Evaristo C. Gurrión.

    C. Emma Cerqueda Vera, creció con la Sra. María Vera Gurrión, por no tener hijos propios, de 70 años de edad, dijo que la fotografía de Evaristo C. Gurrión, fue destruida por la inundación de 1999, donde se veía él con traje militar y quepí con estrella de Coronel. Estudió en la misma primaria en 1949-52, del 1º. al 4º. Gdo., con los profesores: Ricardo Gómez, Elisa Rueda, Rosenda (n) de Comitancillo y Juan Villalobos. Además recuerda que cada primero de septiembre de niña la mandaban a comprar flores para honrar la memoria del tío abuelo Evaristo por ser su cumpleaños y lo mismo hacían el 27 del mismo mes, por ser día de San Adolfo, a la memoria del otro tío abuelo Adolfo C. Gurrión.

    Profr. Wilber Matus Martínez, quien recibiera la Dirección de la Escuela Primaria Matutina “Evaristo C. Gurrión”, el 4 de octubre de 2007, de manos del Profr. Adán López, hoy cuenta con 402 alumnos con 16 docentes, 1 de Educación Física, de USAER 4, auxiliar de sala de medios 1, de servicios administrativos 2 e intendentes 3, adscritos al IEEPO; y un velador municipal. Su inmueble constan de: 16 aulas, sala de medio 1, biblioteca, dirección, 2 canchas y 2 sanitarios, edificados en un terreno de 10,076 m2., de los cuales se ha cedido 375 m2., para Educación Preescolar “Gabriel López Chiñas”.

    Colaboraron con información valiosa para esta obra: C. Carlos Cruz Vera, C. Esperanza Ruiz Martínez, C. Synia López Lena Gurrión, los padres de Alan Didier Sagrero López, alumno de dicha escuela y su, Profr. Julio Cesar Montero Gallegos, docente del 5º. Grado grupo “A” de la Escuela Prim. “Evaristo C. Gurrión”.

    Concluyo con la siguiente premisa: “La educación pública es uno de los primeros deberes de todo gobierno ilustrado y sólo los déspotas y tiranos sostienen la ignorancia de los pueblos, para más fácil abusar de sus derechos”. (Miguel Ramos Arizpe, 1775-1843).

    (David Ruíz Martínez)