“FONÉTICA BILINGÜE DEL ZAPOTECO DE JUCHITÁN”

PRESENTACIÓN Y BIENVENIDA:

La Fundación Histórico Cultural Juchitán, creada en el 2003, como asociación altruista no lucrativa, que difunde y conserva nuestra genuina identidad, saluda a todos, desde este placentero istmo tropical oaxaqueño de los binniguláza (gente ancestral zapoteca); región que ha sido por siempre, puente estratégico internacional de múltiples enlaces terrestres e interoceánicos, cuyos habitantes tienen la particularidad de ser visionarios y emprendedores solidarios; hombres y mujeres laboriosos, reconocidos por su hospitalaria fraternidad y ser heroicos defensores de su patria y cultura zapoteca; proyectando con singular respeto ante propios y extraños, la riqueza de sus valores milenarios, sin apartarse de los progresos actuales; ahora luchan por fortalecer y preservar su idioma, el zapoteco; “diidxazaa… zanitilu´ dxi initi gubidxacá: zapoteco… morirás el día que muera el sol”, asi lo profetizó Gabriel López Chiñas. reto donde los hablantes del zapoteco teco les damos la más generosa bienvenida.

PRÓLOGO

Hoy ante los vicios de la pronunciación incorrecta o extinción gradual del zapoteco teco que alcanza ya un 43.3 % en su ambito de influencia (según inegi-2010), surge la urgente necesidad de resolver estos graves deterioros que sufre nuestra lengua madre, por lo que esta fundación histórico cultural juchitán, optó por difundir esta novedosa obra, que contiene: su vocabulario audible para la apropiada comunicación etnolingüística del zapoteco teco, que será herramienta importante en su enseñanza-aprendizaje; asi como en asuntos relacionados con la salud, comercio, turismo, arte, historia, administración e imparticion de justicia, entre otros; asi mismo revaloriza fundamentales aspectos temáticos de la región, que motivarán estos lazos culturales; por esto la gratitud profunda a la comisión nacional para el desarrollo de los pueblos indígenas por su financiamiento, a todos los que enfrentando vicisitudes y grandes esfuerzos conjugaron voluntades, pero fundamentalmente por la fecunda obra de: Eustaquio Jiménez Girón, aunada a las de Velma Pickett, Odilio López, Gabriela Pérez Báez, asi como los avales de: la regiduría y Casa de Cultura, la asociación “Tona Taati” y apoyos personales de: Francisco Toledo, Moises Cabrera y Samael Hernández, de escritores y cantautores; todos unidos con el objeto de: lograr el fortalecimiento y preservación de la pronunciación correcta del idioma zapoteco de juchitán en forma bilingüe, a través de su publicación digital fonética, en esta página web: www.zapotecoteco.org.mx y su edición en dvds., para su difusión.

“NABAANI DIIDXAZAA: VIVE LA LENGUA ZAPOTECA”

ORÍGENES DE LA LENGUA.

RECONOCIENDO LA VITALIDAD DE LA CREACIÓN Y DESARROLLO DE LA LENGUA ZAPOTECA, COMO TESTIMONIO DE ESTA MILENARIA CIVILIZACIÓN. HOY ES PATRIMONIO CULTURAL VIVIENTE DE LOS BINNI ZAA (ZAPOTECAS), QUE FORMA PARTE DEL TRONCO COMÚN LINGÜÍSTICO MACRO-OTOMANGE DE DONDE TAMBIÉN SURGIERON: EL OTOMÍ, MAZAHUA, PAME, CHICHIMECA-JONÁZ, MIXTECO, AMUZGO, CUICATECO, POPOLOCA POBLANA, CHUCHÓN, MAZATECO, IZCATECO, TRIQUI, CHATINO, SOLTECO, PAPABUCO, CHIAPANECO Y CHINANTECO. (Radín-1930).
EL ZAPOTECO PERTENECE A UNA DE LAS 68 AGRUPACIONES LINGÜÍSTICAS ORIGINARIAS DE MESOAMÉRICA Y EN LA ACTUALIDAD SON MAS DE 13 MILLONES DE POBLADORES INDÍGENAS HABLANTES, DE IDIOMAS AUTÓCTONAS DEL PAÍS (INEGI-2010).
SEGÚN LOS ESTUDIOS DE PAUL RADIN (1930), DIVIDE EL ZAPOTECO EN 6 SUBLENGUAS, UBICANDOLAS EN:

1) EL VALLE (de Mitla hasta la Sierra de Miahuatlán)
2) EL SERRANO (se habla en el Distrito de Ixtlán y la Sierra Juárez)
3) El NEXITZO (se habla en las proximidades de Talea de Castro)
4) EL DE VIJANA (o de Cajono, que se habla en Yalálag y en el Distrito de Villa Alta)
5) EL MIAHUATLÁN (hablado en la Sierra Miahuatleca).
6) EL TEHUANO (Que tiene subdialectos como el de: Tehuantepec, San Blas, Juchitán e Ixtaltepec, según Radín.); pero es de mencionarse también, los siguientes: San Juan Guichicobi, Santa María Guienagati, Guevea de Humboldt, Lachiguiri, Laoyaga, Chihuitán, Tlacotepec, Ixtepec, Comitancillo, El Espinal, Huilotepec; y por último los Municipio de Xadani, Unión Hidalgo, San Blas Atempa e Ixhuatán, que conjuntamente con el Municipio de Juchitán constituyen el ámbito geográfico de los pueblos beneficiados directamente por este PROYECTO DENOMINADO: “FONÉTICA BILINGÜE DEL ZAPOTECO DE JUCHITÁN”, puesto que son muy afines en la pronunciación del Zapoteco Teco.

EL PETAPA (hablado entre los Petapas, que resulta ser un canto distinto a los demás dice Radín); y según Gabriel López Chiñas “El Zapoteco que se habla en Santa María Petapa y Santo Domingo Petapa es intermedio entre el Zapoteco del Valle y el Zapoteco del Istmo. Quizá sea este el punto donde se dividió la más antigua peregrinación de los hablantes del Protozapoteca; que hipotéticamente presenta en un estudio el Profr. Germán López Trujillo, donde concluye que Juchitán “Lo fundaron los prezapotecas…auténtico linaje de los Olmecas y más puros Zapotecas que pisaron el suelo de Oaxaca”, (Biniguenda, IEEPO, 2009, págs. 78-88). Que data su poblamiento desde el Preclásico Medio, en Laguna Zópe-I, al Oriente de Juchitán (aproximadamente 1200 años a. d. C. /A. Delgado-1961, págs. 94-104).

BIBLIOGRAFÍA

Es importante precisar que para el estudio del idioma zapoteco, se editaron las siguientes investigaciónes:

1578- Fray Juan de Córdoba, editó el voluminoso diccionario y gramática: Vocabulario castellano y zapoteco y Arte en Lengua Zapoteca.

1930- Radín, Paul. publicó: A preliminary sketch of the zapotec language, Language VI, 25. (Una descripción preliminar de la lengua zapoteca).

1939- Se adopta un alfabeto universal para todas las lenguas indígenas de las Américas, por el Congreso de Americanistas, en la Cd. de México.

1956- Velma Pickett y colaboradores, publican el Vocabulario Zapoteco del Istmo. Español-Zapoteco y Zapoteco-Español. En una Segunda Edición, con 11 reimpresiones de 1965 a 1988. Y en el 2007 publica su quinta edición (Electrónica). Pero a partir de la Mesa Redonda, convocado por INALI, se conjuntaron esfuerzos: del Consejo de Lenguas Indígenas, Instituto Lingüístico de Verano y la Sociedad Pro-planeación del Istmo, en Febrero de 1956, en la Cd. de México, que lograron concluir con, El Alfabeto Popular para la Escritura del Zapoteco del Istmo,

1979- Eustaquio Jiménez Girón, este autodidacta zapoteca terminó sus investigaciones y publicó en 1980, su impresionante Guía Gráfico-Fonética para la Escritura y Lectura del Zapoteco, en esta Heroica Cd. de Juchitán de Zaragoza, Oax.- Ahora es eje rector de esta obra.

1980- José María Bradomín. De este destacado Historiador Oaxaqueño, seleccionamos de su Toponimia de Oaxaca, los nombres en zapoteco de los pueblos istmeños de los Distritos de Juchitán y Tehuantepec, enriqueciéndolo con otras fuentes orales.

1982- Gabriel López Chiñas. Conocedor de ciertos arcaísmos de uso cotidiano y la filosofía zapoteca, escribió: El Zapoteco y la literatura zapoteca del Istmo de Tehuantepec.

1990-1998- Oscar Toledo Esteba, creador de computadoras, publicó un vasto Vocabulario del Zapoteco en la Página Web: www.biyubi.com.

1997- Enedino Jiménez J. y Vicente Marcial C.: Vocabulario Zapoteca. Auxiliar del modelo pedagógico de diálogo cultural y alfabetización. Juchitán, Oaxaca.

2000- Vocabulario Castellano-Zapoteco del año 2000, por los miembros del Taller de Lengua Zapoteca Fray Juan de Córdova, en homenaje al Dr. Gustavo Toledo Morales, fundador del Taller en 1992. Sto. Domingo Tehuantepec.

2007- Odilio López R.: Curso Básico de Lengua Zapoteca. H. Puebla de Zaragoza, Pue.

2012- Gabriela Pérez Báez, recopiló El Vocabularios del Zapoteco-Español y Español Zapoteco. Smithsonian Institution, Departament of Anthropology, National Museum of Natural History. Gratitud plena por su espontánea bondad y aportación altruista para el presente trabajo.

CRÓNICA DE LA FUNDACIÓN HISTORICO-CULTURAL JUCHITÁN.

Nació de la iniciativa de 30 juchitecos, que participaron del 6 de Octubre al 17 de Noviembre de 2003, en un proyecto de investigación denominado: “LA VIDA EN JUCHITÁN NARRADA POR SUS HOMBRES Y MUJERES” (1950-1970), impulsándolo el Lic. Samael Hernández Ruiz por el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca y con la coordinación del Profr. David Ruiz Martínez se desarrolló el Ciclo de Seminarios filmadas, en la Casa de la Cultura, que tuvo dos ediciones ya publicadas, superando las expectativas propuestas; ante tal éxito, en su festejo de clausura, se decidió por unanimidad CREAR ESTA FUNDACIÓN, BAJO EL IMPERATIVO DE PRESERVAR Y FORTALECER NUESTRA IDENTIDAD HISTÓRICO-CULTURAL, hoy a 9 años de existencia la han presidido: Profr. David Ruiz Martínez, Lic. Juan Antonio Hernández, Profr. Rufino Martínez López, Profr. Gilberto Velázquez Sánchez y ahora el C. Daniel Luis Ruiz; el segundo y tercero fueron compañeros extintos y cronistas de la Ciudad, honrando la memoria de ambos se han colocado reconocimientos públicos y de igual forma se ha hecho con los Próceres: Benito Juárez (busto), José F. Gómez, Adolfo C. Gurrión, Francisco León, Heliodoro Charis Castro, Eustaquio Jiménez Girón y otros impulsores sociales; difusión de la trayectoria de: Gabriel López Chiñas, Óscar Toledo Esteva e instituciones educativas; han presentado documentales, conferencias y publicaciones significativas. Reiteraron con firmeza la propuesta de nomenclatura: Heroica, para esta Ciudad en el 2006.

Se otorgó Medalla al Mérito al Profr. Rufino Martínez y al Célebre juchiteco Moisés Cabrera Orozco, que como autor de esculturas históricas ha sido designado por esta asociación como su Presidente Honorífico; actualmente el C. José Manuel Valencia Toledo, Dr. Jaime Rodríguez Aquino e Ing. Víctor Ángel Altamirano Toledo, son Secretario, Tesorero y Vocal de la organización respectivamente. HOY ESTA FUNDACIÓN DIFUNDE AL MUNDO LA FONÉTICA BILINGÜE DEL ZAPOTECO-TECO EN UNA PÁGINA WEB Y SU EDICIÓN EN 500 DVD.

RESEÑA DEL LOGOTIPO DE LA FUNDACIÓN HISTÓRICO CULTURAL JUCHITÁN.

En un acontecimiento sin precedente, en la Región del Istmo Oaxaqueño, ocurrido el 15 de Julio de 1960, que impresionó y reavivó el prestigio de pertenencia, hacia las raíces Zapotecas, causado por el significativo hallazgo fortuito de la familia campesina de los Toledo López, al descubrir una monumental escultura de piedra (con dimensiones aproximadas de, altura: 2.30 m., ancho: 0.60 cm. y peso: 2 toneladas), que representa una probable divinidad precolombina, adorada por los Zapotecas, ya que cotidianamente, en dicho lugar al labrar la tierra se han encontrado restos arqueológicos precolombinos, situado en: “Bandaa Bíchú’ neza Yuugudxa, Cheguígu guéte Bícunisa” (montículos o paredón del caracol camino a la zona agrícola de tierras húmedas, hacia el Barrio del otro lado Sur del Río de las Nutrias), localizado en esta Heroica Cd. de Juchitán de Zaragoza, Oax.. Con indudable influencias comunes, en el sistema religioso Mesoamericano, dado que esta región “es un paso lógico de difusiones culturales” (A. Delgado/1961). Ahora este monolito original está en el Museo Nacional de Antropología e Historia, descrita como: “Escultura que representa un personaje adulto masculino…de pie con los brazos cruzados sobre el pecho, es una tradición que se presenta en la Región Costera del Pacífico hasta Sudamérica, en Oaxaca se manifestó sobre todo en esculturas menores llamadas Penates.-Cronología Postclásico: 800-1521 d. C.” (Penates públicos: dioses que protegen a la sociedad, como en este caso). Para tratar de definir esta estela, retomé observaciones directas, fuentes orales y documentales, como sigue: por estar esculpido sólo en sus dos terceras partes, significa que en pedestal estuvo parado en la tierra y cercano a los montículos allí existentes, el material de piedra pudo extraerse de la Sierra Atravesada al Norte de esta región, siendo transportado en rodillos y aprovechando la corriente del Río de las Nutrias; tallado posiblemente por escultores locales y/o externos. Esta obra es producto de la teogonía que interpreta el profundo pensamiento de sus hacedores, que le imprimieron su historia del poder, de la guerra, de la vida o de la muerte, valores que rigieron en el mosaico homogéneo mesoamericano y los de carácter local. Su prominente cabeza, denota los motivos siguientes, que con fundamento en los principios de la arqueología comparada se deduce que: “en el lugar correspondiente a las orejas vemos lo que parece ser el símbolo estilizado del “joyel del viento” (corte transversal de un caracol marino), que es quizás el más típico de los adornos de Quetzalcoatl…o bien de plumas enrolladas…(prosiguiendo simétricamente hacia arriba de la cabeza alargada y con dos volutas que salen de su boca como lengua bífida,)…que son los tres elementos de: “hombre, pájaro y serpiente” (con que se representa dicha divinidad). (Sáenz-1974). Esta hipótesis se refuerza con los jeroglíficos cosmogónicos de la parte posterior de esta Estela: dos tiras cruzadas como “x” y dos círculos concéntricos, que pueden significar dirección de los vientos y movimiento o redondez del tiempo en el universo, que se observa también en la redondez de los edificios dedicados a Quetzalcoatl (Dios creador, del viento, etc.); esto tiene relación porque, en esta región soplan los fuertes vientos del Norte, durante gran parte del año, denominado por los istmeños-zapotecos: bii yó’xho, “viento viejo” y cuando viene de los mares del Sur es: bii nisa, “viento del agua”; hoy aprovechadas para generar energía eléctrica eólica. Lo manifestado, es de precisarse por estudios venideros. AHORA ES DIGNO DISTINTIVO DE NUESTRO LOGOTIPO.
(David Ruiz Martínez).

Bibliografía:
-Delgado, Agustín, La secuencia arqueológica en el Istmo de Tehuantepec. Sociedad Mexicana de Antropología, VII Mesa Redonda, 1ª. Edición. México, 1961. Página: 93.
-Sáenz, César, Historia de México tomo 2, El enigma de Xochicalco, Salvat Editores S.A., 1ª. Edición, 1974. Página: 170.